La japonesa Sony presentó un nuevo control inalámbrico para la videoconsola PlayStation 5, DualSense Edge, que admite la personalización de los controles para adaptarlos a las necesidades del jugador.

DualSense Edge ha sido diseñado para que el jugador pueda remapear al completo las acciones que se vinculan a los botones o establecer una sensibilidad más ajustada para el stick.

También permite recalibrar las llamadas zonas muertas, la distancia a que debe recorrer un joystick o un gatillo para que el juego reconozca, incrementando así la precisión.

La personalización de los ajustes de control admite la creación de distintos perfiles, adaptados a las necesidades del jugador para cada momento, entre los que se puede saltar durante la partida. La compañía detalla en su blog oficial que con el botón Fn, se puede acceder a la interfaz de usuario.

La personalización que permite DualSense Edge se traslada también a la parte física del mando, ya que cuenta con tapas de ‘joystick’ y botones posteriores intercambiables, admitiendo incluso la sustitución los módulos de ‘joystick’.

Por el momento, la compañía tecnológica ha presentado DualSense Edge para PS5 en el marco de la feria Gamecom, aunque la fecha de lanzamiento y otros detalles adicionales de este controlador se compartirán más adelante.

Con Portaltic