Durante el último informe de finanzas de PlayStation se dio a conocer algunas bajas que la propia Sony ha reconocido, esto ha afectado sobre todo en las ventas de software de la propia empresa. Además, sigue manifestándose el comentario constante de la falta de componentes, los cuales sirven claramente para armar todas y cada una de las PS5.

Tras las complicaciones financieras a nivel general de la empresa, los japoneses aseguraron que han tenido que hacer un aumento de precios en dispositivos blu ray, bocinas, computadoras, entre más aparatos. Ante esto, los inversores le han preguntado si en algún momento darán un aumento a la consola PlayStation la cual tiene un precio de 499 dólares en versión con disco y 399 dólares en la versión digital.

Esto es lo que comentó Hiroki Totoki, el director de la parte financiera de Sony: “sobre un posible aumento de precio para la PS5, en este momento no hay nada específico que pueda compartir con ustedes sobre los precios”.

​​En los últimos meses de este mismo año, los analistas tecnológicos pronosticaron que los productos que dependen de semiconductores se volverán más caros a medida que los fabricantes de chips suban sus cifras y las empresas que los compran pasen los costos a los consumidores. Todo sería cuestión de efecto dominó que llegará hasta el usuario final.

Por ahora, subir el precio no sería una buena estrategia por parte de PlayStation, dado que en estos meses van a llegar grandes juegos que podrían ser el detonante para nuevos posibles compradores. Y si antes se pensaban la posibilidad de adquirir una consola, un aumento puede dirigir a los consumidores a un rotundo “no”.

Fuente: Atomix