Los usuarios de PS4 informaron sobre un polémico anuncio de advertencia enviado por Sony en su última actualización. Se trata de una característica que permitirá a los jugadores de PS5 grabar las conversaciones sostenidas con otros usuarios de PS4 y PS5,  con fines de moderación de contenidos.