Sony solicitó duplicar la producción de consolas PS5 de 5.000.000 de unidades previstas hasta llegar a 10,000,000 para finales de este año.

El incremento en la producción podría responder a la creciente demanda experimentada en el sector gracias al confinamiento derivado de la pandemia global, por lo que Sony quiere adelantarse a posibles fallas de inventario.