Por primera vez llega a territorio no visible desde la Tierra una nave espacial, y esta vez fue China quien hizo historia. La sonda Chang’e-4 llegó hoy a “la cara oculta” de la Luna luego de ser lanzada el 8 de diciembre de 2018, según reportó la Administración Nacional del Espacio de China.

Este jueves se marcó un momento histórico para el programa espacial asiático por el lanzamiento de la sonda exploratoria a la Luna.

“Se ha abierto un nuevo capítulo en la exploración lunar por parte del hombre”, dijo la agencia espacial china.

El lugar donde se planea la misión es diferente al conocido desde la Tierra, es por ello que el propósito de la sonda lunar es analizar la composición del terreno y el relieve de la zona, así proporcionar datos que permitan conocer los orígenes y evolución de la Luna.

El domingo, la sonda espacial Chang’e-4 se acercó a la superficie lunar, y desde el momento, se calculó el momento preciso para llegar a la parte no visible del astro, ubicada en el Polo Sur, donde las circunstancias cambiantes (días y noches de 14 días) no permiten alunizar con facilidad mientras no haya luz solar.

La nave no tripulada aterrizó con éxito a las 10.26 (hora local) del tercer día del año, específicamente en el cráter Von Kárman, de 186 kilómetros de diámetro, situado en la cuenca Aitken, uno de los más antiguos de la Luna, de acuerdo a lo reseñado por El País.