El propietario de Snapchat se encuentra trabajando con legisladores británicos para tratar de evitar que los usuarios menores de edad se registren en la popular plataforma de medios sociales, dijo el director senior de política pública internacional, Stephen Collins.

Collins señaló a un comité de responsables de políticas que se había reunido el lunes con un grupo de trabajo del Reino Unido que intentaba resolver el problema y que la “solución más sostenible” era algún tipo de sistema de verificación central.

“Creo que es un intento serio de llegar a una conclusión adecuada y adecuada para este problema”, dijo Collins.

Las plataformas de los medios sociales luchan contra los gobiernos para demostrar que pueden evitar que los usuarios vulnerables se vean expuestos a contenido inapropiado, y los gobiernos y académicos advierten sobre el efecto perjudicial en los adolescentes y los preadolescentes. Las redes sociales, los videojuegos, la realidad virtual y el uso compulsivo de los smartphones están en el centro de atención, reseñó Bloomberg.

La edad mínima que debe tener una persona para utilizar Snapchat es de 13 años y se les pregunta su fecha de nacimiento al configurar una cuenta. Sin embargo, no existe un sistema para verificar la edad de los usuarios.