Para nadie es un secreto que actualmente Netflix y Spotify son las principales referencias en los sectores de video y música en streaming. Pero detrás de esta reputación bien ganada, existen varios elementos que les han permitido que sus respectivos modelos de negocios prosperen a “velocidad crucero”.

Poco a poco, la dinámica de consumo de material audiovisual en la web ha sufrido variaciones y en esta tónica, el acceso a los contenidos multimedia han encontrado en las plataformas a un nicho importante, incluso para las modalidades “pagas” sea por suscripción mensual o no.

En todo este entramado, los sitios para descargas llevan la delantera en cuanto a la penetración de mercado se refiere, convirtiéndose así en líderes de preferencia para el consumo de películas, videos, series y temas musicales.

Al adentrarse en este punto específico, subyace un factor catalizador para el desarrollo de sitios como Netflix y Spotify: los smartphones, que paulatinamente se han convertido en elementos fundamentales para el uso constante de estas plataformas.

El uso de dispositivos móviles como teléfonos y tablets ha tenido un auge tremendo a nivel mundial y ésto, se ha visto reflejado a su vez, en la creciente demanda de sitios para material de audio y video.

No son palabras lanzadas al vacío, pues existen números que avalan lo antes mencionado. Un informe reciente publicado por Sensor Tower, una compañía de marketing de aplicaciones, afirma que Netflix ha generado un total de 243 millones de dólares en el tercer trimestre de 2018.

Dicha cifra se hace más llamativa si se tiene en cuenta que viene a ser un aumento del 90% en comparación del mismo periodo del año 2017.

Precio, calidad de las transmisiones y contenido son dos de los factores que han ayudado a las plataformas a posicionarse en la cúspide para el público pero otro de los factores que ha incidido en este crecimiento ha sido el soporte o sistemas para el despliegue de estos contenidos.

La aplicación del servicio de vídeo a la carta, ha superado los 1.400 millones de dólares en todo el mundo en las dos tiendas oficiales más importantes, la App Store de Apple y la Google Play.

En el informe también se menciona que la app se ha descargado más de 50 millones de veces, lo que representa un aumento del 16% en comparación con el segundo trimestre de 2018, y del 36% en comparación con 2017, llegando a estar disponible en más de 600 millones de dispositivos en todo el mundo.