Cuando hay un sismo, las fallas telefónicas son comunes. Pero gracias a la tecnología podrás comunicarte. El Sistema de Información de Urgencia, S!E, una app móvil chilena, ofrece ayudar e informar a la ciudadanía en tiempo real, mediante el uso de ondas radiofónicas, en caso de catástrofe natural.

“Imagínense sin internet, sin teléfono, sin saber a dónde ir después de un sismo. Es lo que me ocurrió cuando vivía en Viña del Mar con mi hijo de 4 años”, manifestó a la prensa la creadora de la aplicación S!E, Barbarita Lara, que inició su proyecto luego de haber sido víctima del terremoto de magnitud 8,8 que sacudió el centro sur de Chile en febrero de 2010.

Volviendo a las catástrofes naturales, la aplicación, que podrás descargarla en el smartphone gratuitamente, fue elaborada para poder alertar pero sobre todo para ayudar puntualmente a las poblaciones víctimas de temblores, incendios o inundaciones en el mundo entero que se quedan aisladas.

El principio del S!E, que no necesita tarjeta SIM para funcionar, ni tampoco red telefónica o conexión a internet, es innovador. Mediante las ondas radiofónicas, la persona recibe información actualizada en su teléfono, lo que le permite recibir alertas pero sobre todo indicaciones para irse a puntos de encuentro, centros de acogida y asistencia en caso de desastre natural.

Asimismo, su sistema bidireccional permite a todos los usuarios que la posean, difundir las informaciones a otros usuarios que estén cerca.

“Hemos estudiado un algoritmo de alta frecuencia que codifica la comunicación sobre audio y puede distribuirla sobre la radio. Hacemos uso de infraestructura existente de la señal FM para transmitir datos encriptados en una frecuencia audio inaudible para el oído humano común”, explicó la ingeniera de innovación tecnológica, en una conferencia de prensa en Santiago.

La aplicación fue probada en un cuarto totalmente aislado de un laboratorio para asegurar una fiabilidad prácticamente total. “Nuestro sistema puede cubrir los lugares más alejados. Queremos crear una red internacional de emergencia sólida”, aseguró a la agencia de noticias AFP la innovadora de 32 años, que se encuentra a la espera de ofrecer una dimensión internacional a su proyecto, ya reconocido y premiado por la revista de tecnología MIT Technology Review.