RosabelMeleán

 Este martes nos enteramos que luego de  la designación oficial de una nueva variante del SARS-CoV-2 como Ómicron y mientras mercados mundiales e incluso el Bitcoin caían por la noticia, una criptomoneda con el mismo nombre comenzó a despuntar.

El precio del token que hasta ahora se había mantenido prácticamente desconocido, se multiplicó casi 10 veces entre el viernes y el lunes luego de que la Organización Mundial de la Salud nombrara así la nueva cepa descubierta al sur de Sudáfrica, cuando alcanzó un valor máximo de 711 dólares, con un crecimiento de 915%.

Los datos de precio de  Ómicron se encuentran disponibles desde el 8 del mismo mes, mientras que su canal de Telegram se lanzó solamente un día antes.

CoinMarketCap informó que aunque no hay nada que indique una intención maliciosa de los creadores del token, el repentino aumento en el valor de OMIC se parece mucho al de SQUID, la criptomoneda inspirada en el Juego del Calamar, donde los creadores de la serie no tenían ninguna relación y que terminó en fraude.

Con Xataka