Un grupo de ejecutivos y abogados del sector publicitario presentó este miércoles un identificador anónimo para controlar los anuncios de Internet.

Este programa cuenta con tecnología, llamada SWAN, y está respaldada por compañías estadounidenses de tecnología publicitaria como PubMatic, OpenX y Zeta Global.

A partir de este momento comenzará un período de prueba por 60 días para los integrantes de la industria publicitaria, antes de su lanzamiento en verano.

El año pasado Google anunció que pondrá punto y final a las cookies de terceros, utilizadas por los anunciantes para conocer información de los usuarios y evaluar los resultados de las campañas de mercadotecnia en Internet. La medida está siendo investigada por los reguladores antimonopolio.

La salida de las cookies deja un hueco que Swan puede cubrir y “abordar los problemas que todos vemos con el uso sin restricciones” de los datos para la publicidad, indicó James Rosewell, un empresario tecnológico que colaboró con la fundación del proyecto a inicios de 2020.

La apuesta de Google, conocida como FLoC, sustituirá las cookies de terceros con un sistema que pone a los usuarios en grupos, de acuerdo a intereses entre sí. La buena noticia es que los usuarios decidirán si quieren o no participar en ello.

Sin embargo, Swan actuará de otra manera.

Cuando las personas entren por primera vez a una página web mediante la red SWAN, se les solicitará que autoricen a todas las editoriales que utilizan SWAN para que puedan mostrarles anuncios. Estas preferencias quedarán alojadas en el registro de Swan y se compartirán con otros usuarios de la red para que el acceso de los internautas al contenido en Internet siga sin interrupciones.

Las personas podrán cambiar las preferencias cuando lo deseen y en cualquiera de los sitios web. Esto se actualizará automáticamente para todos los portales web de la red SWAN.

Con información Bloomberg