A menos de 24 horas para el lanzamiento del nuevo iPhone, los rumores sobre el nuevo móvil de Apple se acrecientan. Se espera que el gigante estadounidense revele su iPhone más grande y costoso este miércoles como parte de una alineación de tres nuevos modelos destinados a ampliar el atractivo del producto en medio de la desaceleración del crecimiento de las ventas.

Se cree que el dispositivo cuente con una pantalla OLED de 6,5 pulgadas, sobrepasando las 5,8 pulgadas del último el iPhone X. La empresa californiana apuesta por la tecnología OLED para sus nuevos equipos y así dejar atrás a la tecnología LCD tradicional que ofrecer una pantalla sin retroiluminación, por lo que el negro es verdaderamente negro en lugar de simplemente oscuro.

El iPhone X, lanzado en 2017, no contó con el botón de inicio e introdujo la tecnología de reconocimiento facial para desbloquear el teléfono inteligente. Fue el primer móvil de mercado masivo en demandar un precio inicial de $ 1,000. Aunque el iPhone X no cumplió con las elevadas expectativas de ventas de los analistas, le fue bastante bien a Apple subir la apuesta con el modelo más grande, cuyo precio se anunciará este miércoles.

Otras de las especulaciones apuntan a que la compañía norteamericana lance un iPhone con actualizaciones menores al modelo de mil dólares del año pasado y otra versión hecha de materiales más baratos, incluyendo una pantalla LCD de 6.1 pulgadas. Aún así, se espera que el dispositivo más barato se venda entre  650 y  750 dólares. También se espera que el teléfono más económico pierda el botón de inicio. Los recortes de precios para los modelos más antiguos, con el botón de inicio, también son probables.

Las ventas mundiales de smartphones incrementaron solo un 2 por ciento durante ese abril y junio, según la firma de investigación Gartner Inc. Durante el segundo trimestre, que normalmente es lento para Apple, Huawei superó a Apple como el segundo mayor vendedor de teléfonos inteligentes, de acuerdo a los cálculos de Gartner. Mientras que Samsung se mantuvo a la cabeza.