El gigante alemán de software empresarial SAP anunció este jueves que cerraría sus operaciones en la nube en Rusia, retirándose aún más del país después de detener las ventas en Rusia a principios de este mes.

“La guerra injustificada en curso de Rusia es una muestra desgarradora de brutalidad y una violación del principio fundamental de libertad que compartimos con Ucrania”, dijo la compañía en su sitio web.

Agregó que la medida no evitaría que todos los clientes en Rusia usen sus productos, ya que algunas organizaciones ejecutan software instalado que pueden mantener por su cuenta.

El retiro marca un cambio de dirección ya que el presidente ejecutivo Christian Klein defendió la semana pasada en una entrevista con un periódico la decisión de SAP de seguir brindando servicios a algunas industrias en Rusia, como la energía, la atención médica y el comercio, que no se han visto directamente afectadas por las sanciones.

La medida sigue a un llamado de Ucrania a principios de este mes para que los gigantes del software y la computación en la nube, incluidos Microsoft y SAP, aíslen a Rusia para detener la invasión de Moscú.

El analista de IDC, Philip Carter, ha dicho que las empresas rusas se han mostrado en gran medida reacias a depender por completo de los servicios en la nube para su tecnología de la información, lo que podría limitar el impacto de la medida de SAP.

SAP agregó este jueves que estaba proporcionando su tecnología a organizaciones multinacionales para ayuda humanitaria en Ucrania.

Por otra parte, el grupo alemán de telecomunicaciones Deutsche Telekom dijo en Twitter que cerraría sus actividades en Rusia, que consisten principalmente en un centro de desarrollo de software en San Petersburgo que ahora se está cerrando.

Fuente: Reuters