Samsung ha sido el último participante en incorporarse en la carrera de los módems 5G pero no por ello quedará rezagado de la competencia. El gigante surcoreano es el más reciente pero su apuesta llega con mucha fuerza con la creación del Exynos Modem 5100, el primero en certificarse de acuerdo a las especificaciones finales de 5G, la llamada Release15, completada en junio.

Mientras que Qualcomm presentó su módem 5G en octubre del año pasado y MediaTek hizo lo propio en junio, finalmente Samsung se unió a la fiesta con el referido chip que, comparativamente con la competencia directa, desde ya ofrece ventajas de fabricación de cara a la utilización de este tipo de tecnologías.

El nuevo Exynos Modem 5100 es el primero con soporte para las redes 5G basado en el último estandar de la 3GPP, lo que significa que estará listo para funcionar sin problemas cuando inicie el despliegue de las redes de próxima generación durante 2019.

De hecho, todo parece indicar que este Exynos Modem 5100 será el componente clave del próximo Galaxy S10, convirtiéndolo en el primer smartphone con capacidad real de soportar redes 5G, de forma integrada en el mismo dispositivo y no a través de accesorios adicionales.

Hace algunos días atrás se anunció el Moto Z3, el cual fue mostrado como “el primer flagship con 5G”, aunque hay una clara diferencia respecto al nuevo producto de Samsung, pues para tener soporte a 5G, en el terminal de Motorola se necesitará un módulo adicional, del que aún no hay precio ni fecha de lanzamiento, y es que el Moto Z3 sólo soporta 4G LTE de forma nativa.

Y eso no es todo, ya que este Moto Mod 5G sólo será disponible con la futura red 5G de Verizon, la cual tampoco tiene fecha de lanzamiento, sólo se sabe que estará “disponible a finales de año” y únicamente en tres ciudades de los Estados Unidos.

Samsung explica que su nuevo diseño en un solo chip maximiza la eficiencia y fiabilidad de la transmisión de datos.

No es una teoría lanzada al vacío, pues ya la compañía llevó a cabo pruebas de transmisión y llamadas OTA en una red 5G-NR con el Exynos Modem 5100. Para ello, los ingenieros emplearon una estación base 5G y un prototipo del equipo del usuario final con el módem 5G integrado.

Los resultados mostraron que el 5100 ofrece una velocidad máxima de bajada de hasta 2 Gbps en 5G sub-6 GHz y 6 Gbps en mmWave, 1,7 y 5 veces más rápidas respectivamente que la velocidad de transferencia de datos de su predecesor. En redes 4G la velocidad de enlace es de 1,6 Gbps.