El mercadeo en las grandes empresas de telecomunicaciones es fundamental y, en el caso específico de Samsung no es la excepción. A nivel organizacional, la compañía surcoreana podría realizar un notable movimiento en sus productos de futuro cercano, pues trascendió que estudia seriamente integrar en una sola línea sus modelos Galaxy S+ y el Galaxy Note.

Un informe del portal PC Tablet indica que la gran similitud que poseen ambos aparatos podría afectar de manera notable los volúmenes de venta en un futuro cercano y, para evitar una merma considerable de las ventas se buscaría combinar los artefactos antes mencionados.

Samsung está considerando modificar su estrategia de producto y además como razón adicional, la empresa prevé reducir los costos de desarrollo de teléfonos inteligentes.

Galaxy S+ y el Galaxy Note en líneas generales son smartphones tremendamente parecidos.Unas de las pocas diferencias entre los dos aparatos es el estilete del que dispone el Galaxy Note, que además tiene una pantalla un poco más grande y una batería más potente.

La medida a su vez se muestra como una especie de control de daños en la compañía, luego de que balances de ventas de los Galaxy S9 y S9+ han arrojado saldos por debajo de las expectativas, estableciendo un antirrécord por primera vez en varios años.

Es así como de manera interna procedieron a analizar y revisar una serie de cuestiones relacionadas con la producción de los productos.

De acuerdo a algunas fuentes extraoficiales, la decisión final se tomará después de que los analistas hayan completado su estudio sobre la aceptación que tendrá en el mercado el Galaxy Note9 que se presentará el 9 de agosto.

Así que el cambio mencionado no es para ya incluso se habla de 2019, ya que el mismo sería introducido después del lanzamiento del Galaxy S10+, que sería el último en su categoría.