El fabricante tecnológico Samsung informó este miércoles que prevé en el segundo trimestre un beneficio operativo de aproximadamente 12,5 billones de wones (unos 10.990 millones de dólares), lo que supondría un 53,4 % interanual más gracias al buen rendimiento de su rama de semiconductores.

Esta cantidad también supondría un 33,3 % más con respecto a la ganancia operativa que la compañía surcoreana se anotó en enero-marzo de este año.

A su vez, la empresa pronosticó este miércoles en su informe de previsión de resultados que facturará para el periodo abril-junio unos 63 billones de wones (unos 55.430 millones de dólares).

Esto supone un 19 % más que en el mismo periodo de 2020, aunque la cantidad sea a su vez un 3,65 % inferior a los ingresos por venta que tuvo Samsung en el primer trimestre de este año.

Ambos datos están por encima de lo previsto por la mayoría de los analistas surcoreanos.

En el primer trimestre, fueron las ventas de móviles y televisores las que compensaron el frenazo de la rama de chips y circuitos integrados, normalmente la más rentable para la compañía surcoreana.

Samsung Galaxy Fold. (Foto Teknófilo)

La mayoría de analistas considera que en abril-junio su negocio de semiconductores habría vuelto a brillar y a compensar un trimestre tibio para su departamento de telefonía móvil.

Como es habitual en su informe de previsión de resultados, Samsung, mayor productor mundial de microchips y de teléfonos móviles, no publicó pronósticos en relación al beneficio neto que prevé y tampoco desgranó los volúmenes de negocio de sus tres divisiones.

El gigante surcoreano publicará su hoja de resultados para el segundo trimestre del año a final de este mes.

Con información EFE