En el mercado, ya están disponibles varios modelos con una propuesta de una pantalla que envuelve casi la totalidad del smarthphone, sin embargo, solo el Xiaomi Mi Mix 3, se acerca un poco a este diseño.

Samsung, en miras de lograr un dispositivo con esas características, patentó un teléfono móvil sin marcos, con una pantalla que abarque todos los costados del mismo.

La patente fue publicada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual, cuyas imágenes en el documento señalan un móvil sin biseles con una pantalla que permite el contacto con gadgets hasta en sus bordes.

Aunque el diseño es atractivo y novedoso, deja dudas en cuanto a su utilidad puesto que, al tener botones de interacción hasta en los bordes, es más sensible al tacto lo que puede hacer engorroso su uso y practicidad.