Samsung Electronics lanzó este viernes su nuevo móvil Galaxy Note 9 en 56 países, entre ellos Estados Unidos, China y Europa, cifra que irá ampliando hasta 130 en los próximos meses, informó la compañía en un comunicado.

El último integrante de la familia Note, caracterizado por su lápiz digital y pantalla de 6,4 pulgadas, salió al mercado luego de cosechar unas ventas anticipadas locales entre un 30% y un 50% superiores a las del Galaxy S9, lanzado en marzo, de acuerdo a cifras de operadores móviles recogidas por The Korea Herald.

Los números no lograron alcanzar a los del Note 8, que obtuvo un 20% más de reservas, según las fuentes.

Galaxy Note 9

El Galaxy S9 ha recibido una respuesta más débil del mercado por la falta de características innovadoras respecto al modelo anterior, mientras que los cambios del Note 9 se consideran más notables, con una batería más grande (4.000 mAh) y una memoria de almacenamiento mejorada de 128 GB y 512 GB, ampliable en este último caso a 1 TB.

Está disponible en color azul, negro y lavanda, y está valorado en 1,094 millones de wones (1.009 euros/999,99 dólares), el de 128 GB; y 1,353 millones de wones (1.259,01 euros/1.249,99 dólares) para el modelo de 512 GB.