Samsung Electronics ha presentado este lunes One UI Watch, una nueva interfaz diseñada para integrar de forma más «fluida» la experiencia entre el reloj Galaxy Watch y los teléfonos inteligentes que estará disponible en una nueva plataforma unificada que la compañía ha desarrollado junto a Google.

Así lo ha anunciado en un evento virtual en el marco del Mobile World Congress (MWC), el congreso mundial de móviles que se celebra desde este lunes y hasta el próximo jueves en Barcelona y al que, al igual que otras empresas, Samsung anunció que no acudiría físicamente debido a la pandemia.

One UI Watch estará por tanto disponible en la nueva plataforma de la compañía, que ofrece mejoras de rendimiento, una experiencia más «fluida» entre los dispositivos y el acceso a un número mayor de aplicaciones se incluirá por primera vez en el nuevo Galaxy Watch.

«Estamos aprovechando nuestra amplia experiencia en innovación móvil y nuestro ecosistema abierto con otros socios de la industria para descubrir todo el potencial de estos wearables», ha explicado el vicepresidente ejecutivo y director de la Oficina de Experiencia del Cliente del Negocio de Comunicaciones Móviles en Samsung Electronics, Patrick Chomet.

One UI Watch, junto con la nueva plataforma, pretende crear una experiencia «completamente inédita» en los Galaxy Watch, de forma que las aplicaciones compatibles que el usuario instale en su teléfono se descargarán automáticamente en el reloj inteligente.

Por ejemplo, si ha personalizado la aplicación de reloj en el teléfono para mostrar la hora en diferentes ciudades del mundo, esta también se reflejará en el Galaxy Watch, al igual que si se bloquean las llamadas o los mensajes.

La nueva plataforma también ofrecerá nuevas funciones e integraciones con aplicaciones de terceros disponibles para descargar desde Google Play directamente en Galaxy Watch.

Además, Samsung incluye una herramienta de diseño mejorada para las esferas de reloj, lo que facilitará a los desarrolladores la creación de nuevos modelos con el fin de ofrecer a los consumidores más opciones para personalizar sus relojes y que éstos se adapten a su estado de ánimo, actividad y personalidad.

Con información EFE