Samsung ha introducido el denominado modo reparación, con el que la compañía busca proteger los datos de sus usuarios cuando estos envíen sus dispositivos a reparar, a fin de evitar que los técnicos tengan acceso a esta información.

La compañía ha anunciado esta solución en un comunicado, donde ha confirmado que presentará esta funcionalidad a través de actualizaciones de ‘software’ de la serie Samsung Galaxy S21, un modo que planea expandir a otros modelos en el futuro.

En este escrito, ha indicado que esta función permite compartir datos de forma selectiva y bloquear el acceso a ciertas secciones cuando se ejecuta, de modo que los usuarios pueden mantener su información confidencial a salvo.

Para activarla, solo es necesario acceder al menú, en el apartado de ‘Configuración’ del ‘smartphone’, elegir la opción ‘Cuidado de la batería y el dispositivo’ y activarlo. Una vez llevada a cabo esta acción, se reinicia y, tras ello, no se podrá acceder a datos personales, como fotos, mensajes o cuentas.

De ese modo, solo se podrán utilizar las aplicaciones instaladas por defecto durante el proceso de reparación en centros oficiales autorizados por la compañía surcoreana y otros establecimientos.

Por el momento, el fabricante tecnológico asiático no ha determinado cuándo pondrá este sistema a disposición de sus usuarios ni en qué países estará disponible.

Por otra parte, Samsung ha recordado que ha estado agregando «continuamente» funciones para proteger la información personal en dispositivos móviles, como teléfonos inteligentes y tabletas.

Por ejemplo, el año pasado presentó Samsung Knox Vault, una tecnología de protección de la información capaz de bloquear los ataques guardando los datos personales en su propio espacio de almacenamiento.

 

Fuente: Portaltic