Samsung tiene un poco inquietos a los integrantes de la comunidad móvil al pendiente de cualquier rumor o especulación sobre potenciales futuros cambios en la industria del smartphone. Y es que parece que los surcoreanos podrían aplicar un cambio significativo e importante con el Galaxy S25.

La industria del smartphone pasa por uno de sus momentos más peculiares. Eso nos quedó claro hace pocos días con la presentación del iPhone 14, en donde vimos cómo Apple básicamente imitó el diseño sin muescas que Android lleva años aplicando a la par que renovó sus cámara principal (en los modelos más caros) luego de no actualizarla desde 2016.

Más o menos al mismo tiempo surgieron los rumores de que el siguiente buque insignia de Samsung, el Galaxy S23, programado para lanzarse el próximo año, ejecutaría más o menos el mismo movimiento.

De modo que la nueva generación de smartphones tendría más o menos las mismas cualidades, diseño y especificaciones técnicas de pantalla que el modelo actual.

En otras palabras, lucirían casi idénticos y tendrían prácticamente las mismas dimensiones. Lo cuál, si resulta ser cierto, podría terminar instaurando una tendencia en la industria que otros fabricantes podrían seguir para ganar tiempo en lo que desarrollan un nuevo smartphone realmente innovador.

Y en el caso de este fabricante ya tendríamos una fecha aproximada para el momento en el que eso sucedería.

El Samsung Galaxy S25 le diría adiós a los botones

Desde el sitio de Gadgets360 surge el inquietante reporte de que el fabricante de Corea del Sur estaría preparando un cambio muy importante para sus smartphones de gama alta programados para lanzarse en el año 2025.

En donde el tope de gama de esa temporada, el Samsung Galaxy S25, sería el primer smartphone de esta marca que no tendría un sólo botón físico. Ni siquiera el de encendido.

De acuerdo con lo que marca el reporte este peculiar modelo de teléfono inteligente sería exclusivo de la operadora móvil surcoreana KT Corporation.

El rumor llega incluso al grado de asegurar que este teléfono contaría con una capa especial del sistema operativo Android, con nuevas funciones de software para compensar la falta de botones físicos.

Suena interesante pero no se trata en realidad de un movimiento inédito en la industria. Algunos modelos pasados como el Vivo Apex 2019 o el HTC U12+ donde se eliminaron puertos o se cambió todo por botones 100% táctiles.

En aquel momento el experimento no funcionó en lo absoluto, por lo menos en materia de ventas. Pero eso podría cambiar con Samsung.

 

Fuente: FayerWayer