Samsung Electronics sigue recibiendo buenas noticias. Más allá de la alta competencia que sostiene en el mercado, sus arcas poseen una salud envidiable e incluso el panorama debe mejorar aún más, ya que la empresa anunció que prevé un nuevo récord en su beneficio operativo.

Aunque el gigante asiático esperará hasta octubre para revelar su balance económico completo, si adelantó en una comparecencia a un regulador algunas cifras importantes, entre ellas, un beneficio operativo de 17,5 trillones de wones (15.400 millones de dólares) para el tercer trimestre.

Dicho monto significaría un alza de un 20,4 por ciento respecto al mismo período del año previo, un crecimiento tan positivo que tendría como causa principal la demanda de centros de datos y mejores rendimientos de producción, en especial en cuanto a sus tarjetas de memoria.

Las ventas para el tercer trimestre deberían alcanzar los 65 trillones de wones, agregó la compañía en su reporte preliminar. Las ventas posiblemente crecieron un 4,8 por ciento a 65 billones de wones, en línea con el promedio de las estimaciones de un sondeo de Refinitiv.

Samsung Electronics Co Ltd es el primer fabricante mundial de teléfonos inteligentes y de tarjetas de memoria.

Aparte de fijar nuevos topes corporativos, la cifra prevista para el beneficio operativo en estos tres últimos meses también ha superado las expectativas de mercado, las cuales rondaban los 17,1 trillones de wones, según el sitio especializado FnGuide.

Sin embargo, el tercer trimestre marcaría el máximo de ganancias debido a que el ciclo de dos años de oferta ajustada y creciente demanda llega a su fin y los precios de algunos tipos de procesadores ya están cayendo con fuerza.