Lo hemos afirmado antes y los hechos lo respaldan: América Latina no es un mercado para teléfonos de tope de gama. Es más, la evidencia apunta a que ni siquiera es terreno para la gama media… aquí son los equipos de entrada los que se venden más.

Los reportes de ventas correspondientes al período entre el cuarto trimestre de 2017 y segundo de 2018 (Q4 2017 – Q2 2018) muestran un claro domino de Samsung en la región. Pero no es la línea Galaxy S la que destaca, ni siquiera la línea Galaxy A, sino la línea más básica, la Galaxy J.

Así pues, estos son los 5 teléfonos más vendidos en América Latina para 2018.


5.- Samsung Galaxy J1 Mini Prime

Es el más sencillo de los dispositivos móviles del gigante surcoreano y con un precio que ronda los 120 dólares, no es de extrañarse que tenga tan buena venta.

Es un teléfono pequeño, con una pantalla de, apenas, 4 pulgadas con una resolución de 480×800, impulsado por un procesador Spreadtrum SC9830 de cuatro núcleos a 1.2 GHz, 1GB de RAM y 8 GB de memoria interna. Apenas tiene lo suficiente para manejar las comunicaciones básicas, como correo, Whatsapp, mensajes de texto y llamadas. Si bien la inclusión de una ranura MicroSD ayuda, no es para ponerse muy creativos instalando juegos y aplicaciones.

Tiene una cámara sencilla de 5 megapixeles que puede grabar video en 720p HD a 30 cuadros por segundo y una cámara frontal que, en el mejor de los casos, es VGA.

Nuevamente, es lo más sencillo que Samsung tiene en su portafolio, pero hace el trabajo básico para mantenernos comunicados.

4.- Samsung Galaxy J7 NXT

Lanzado en julio de 2017, el J7 NXT está en la parte alta de esta línea, con un precio que ronda los 200 dólares. Tiene una construcción en plástico y unas prestaciones más completas, comenzando comuna pantalla de 5,5 pulgadas comuna resolución HD de 720p.

Es impulsado por un procesador Exynos 7870 de ocho núcleos a 1.6 GHz y 2GB de RAM, una memoria interna de 16 GB y una ranura de tarjetas MicroSD para más almacenamiento. Tiene una cámara de 13 megapixeles con una apertura F/1.9 que puede grabar videos en FullHD 1080p a 30 cuadros por segundo y una cámara frontal de 5 megapixeles con flash frontal para que las selfies a oscuras se vean mejor.

Con estas prestaciones y una batería de 3.000 miliamperios, es un equipo que puede dura todo un día de trabajo y uso moderado con una sola carga. Lo mejor, es que el equipo se puede actualizar a Android 8.1 Oreo, cosa que no es tan fácil de decir de los equipos Samsung.

3.- Samsung Galaxy J5 Prime

Con un precio que ronda los 170 dólares, este equipo lanzado en 2016 tiene una sensación bastante premium y un tamaño más acorde con lo que puede manejar la mayoría de los usuarios. Se trata de una construcción en vidrio y aluminio, con una pantalla de 5 pulgadas de resolución HD 720p, y un peso de 143 gramos.

Es impulsado por un procesador Exynos 7570 de cuatro núcleos a 1.4 GHZ, 2 GB de RAM, 16 o 32 GB de memoria interna ampliable con tarjetas MicroSD. Tiene lector de huellas digitales para un más rápido y seguro desbloqueo, una cámara trasera de 13 megapixeles con apertura F/1.9 que graba videos a FullHD 1080p y una cámara frontal de 5 megapixeles.

En fin, es un equipo que, por sencillo que parezca, no sólo cubre las necesidades de comunicación de la mayoría, sino que, la versión de 32GB de memoria interna da un mucho mayor margen para redes sociales, aplicaciones y juegos. Además, la construcción en aluminio da una buena sensación de calidad.

2.- Samsung Galaxy J7 Prime

¿Qué pasa si juntamos los internos del Galaxy J7 NXT con la calidad de construcción del J5 Prime? El resultado es, precisamente, este equipo que es considerado, por muchos, lo mejor que Samsung ofrece en su serie Galaxy J. Es un teléfono grande, pero manejable, con una construcción en aluminio que, como con el J5 Prime, le da una sensación de calidad muy buena para el segmento.

Es impulsado por un Exynos 7870 de ocho núcleos a 1.6 GHz con 3GB de RAM, 16 o 32 GB de memoria interna, ampliable mediante tarjetas MicroSD, lector de huellas dactilares en la parte frontal, pantalla de 5.5 pulgadas con resolución Full HD 1080p, cámara de 13 megapixeles con apertura F/1.9, cámara frontal de 8 megapixeles, igualmente, con apertura F/1.9.

Con un precio que no llega a los 220 dólares en Amazon, es sin duda alguna la oferta más completa y potente en el segmento.  Hay también una versión con capacidad Dual-SIM con el que puedes tener dos líneas telefónicas al mismo tiempo y conservar el uso de la tarjeta MicroSD.

Este es el equipo de uso diario de mi padre, un usuario común y corriente, que se comunica por Whatsapp, pasa horas viendo videos de Youtube (desde meditación hasta mecánica cuántica), maneja su calendario, sus correos y sus cuentas bancarias desde este dispositivo. Hasta ahora, le ha ido muy bien con el equipo.

1.- Samsung Galaxy J2 Prime

Comencemos por decir que es un teléfono que se puede conseguir por 100 dólares en Amazon. Como es de esperarse de una oferta así, se trata de un equipo sumamente sencillo, dedicado a lo esencial de las comunicaciones del día a día.

Es impulsado por un procesador Mediatek MT6737T, de cuatro núcleos a 1.4 GHz y 1.5 GB de RAM. Con apenas 8GB de memoria interna, no te da mucho espacio como para aplicaciones y juegos, es más, apenas da para las comunicaciones básicas.  Afortunadamente, la ranura para tarjetas microSD permite la ampliación del espacio para fotos, videos y demás archivos multimedia.

Tiene una cámara trasera de 8 megapixeles y una cámara delantera de 5, ambas con apertura F/2.2, una pantalla de 5 pulgadas con resolución de 540 x 960. No es un equipo para inventar mucho, sino un terminal eficiente para llamadas, mensajería y comunicaciones elementales.


Ya lo habíamos dicho antes, cuando un buen teléfono de gama media es más que suficiente para 90% de los usuarios a nivel mundial, a lo mejor la cosa no sea hacer un tope de gama con más cámaras y más artilugios, sino hacer más económicos y eficientes los teléfonos que se ofrecen. Esa es la lección que podemos aprender del mercado latinoamericano que busca el mejor rendimiento por dólar que el mercado pueda ofrecer.

A manera de reflexión, como periodistas y entusiastas, toca ver con otra mirada a los equipos de entrada como la serie Galaxy J de Samsung, los más vendidos en la región. No todo lo que pasa está en la gama más alta.