El gigante tecnológico Samsung ha presentado sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del 2022 y, pese a verse afectado por la situación macroeconómica, ha conseguido batir su récord de ingresos en este trimestre del año.

La firma surcoreana ha alcanzado unos ingresos por valor de 58.798 millones de dólares (77,2 billones de wones) en el período de abril a junio. Así lo ha confirmado a través de un comunicado en el que ha recogido también que esta cifra supone un récord para este período del año.

La compañía ha obtenido un beneficio operativo este trimestre de 10.737 millones de dólares (14,1 billones de wones), lo que supone un crecimiento con respecto al mismo período del año anterior del 12 %.

Un trimestre más, Samsung ha destacado el rendimiento de división de soluciones de dispositivos (Device Solutions, en inglés), aquella que se centra en la fabricación de componentes electrónicos como las memorias o los procesadores. Solo esta división supuso 7.598 millones de dólares de los más de 10.000 millones de beneficio operativo (el 70,77 % del total).

Un máximo histórico en los ingresos por semiconductores

El gigante tecnológico ha querido destacar en su encuentro con los accionistas la cifra de 21.700 millones de dólares (28,5 billones de wones) que ha logrado su división de soluciones de dispositivos y que se ha debido principalmente a las ventas de memorias. Estas han mejorado tanto en crecimiento interanual como en relación al anterior trimestre de la compañía.

Esto se ha debido, según la compañía, a una «rigurosa estrategia de ventas para satisfacer las demandas del mercado», así como a una fortaleza del dólar que les beneficia desde un punto de vista macroeconómico.

Sin embargo, pese a haber alcanzado cifras récord, Samsung ha reseñado que la demanda de productos de consumo, como los teléfonos móviles, se ha debilitado este trimestre. Esto es debido, principalmente, «al creciente impacto de los problemas macroeconómicos», que ha provocado que los envíos de memorias del fabricante se sitúen «por debajo de las previsiones de crecimiento».

De cara a la segunda mitad del año, la firma surcoreana prevé que la demanda de componentes electrónicos para servidores se mantenga sólida, ya que «se espera que las inversiones en infraestructura y áreas en expansión, como la inteligencia artificial (IA) y el 5G, sigan expandiéndose» y que la demanda de dispositivos como ordenadores y móviles continúe siendo «floja».

Samsung anticipa que en los 6 últimos meses de 2022 se producirá una caída en la demanda de ordenadores que se extenderá incluso al sector empresarial, pero que podría remontar en el caso del consumo personal gracias a las promociones de final de año.

Con estas previsiones, la compañía quiere «mantener su postura de operar una cartera optimizada» de productos, centrada en aportar «soluciones de alto valor añadido». En ese sentido, Samsung pretende superar el crecimiento de los ingresos en su división de soluciones de dispositivos con la ampliación de su línea de productos 5G y la maximización de los sensores de 200 megapíxeles.

Las pantallas batieron cifras récord

La división de pantallas de Samsung obtuvo este segundo trimestre unos ingresos por valor de 5879 millones de dólares (7,71 billones de wones) y un beneficio operativo de 808 millones de dólares (1,06 billones de wones).

La compañía ha destacado en su encuentro con accionistas que las ganancias en el negocio de las pantallas para teléfonos móviles han mejorado en relación al mismo período del año anterior, incluso, pese a haberse reducido la demanda de smartphones.

Según la firma surcoreana, esta mejora se debe a «las fuertes ventas de los teléfonos flagship« y a la «creciente adopción de pantallas OLED en ordenadores portátiles y consolas».

Con respecto a las pantallas de televisión, Samsung ha indicado que esta rama de negocio ha sufrido pérdidas debido a la caída de la demanda de pantallas LCD y los costes de desarrollo de los nuevos tipos de OLED, pero ha señalado que prevén que el margen de beneficio de estas últimas aumente en la segunda mitad del año.

Su división de móviles se centrará en la venta de ‘flagships’ y en experiencias multidispositivo

La venta de dispositivos móviles de la marca le ha supuesto a Samsung entre abril y junio de 2022 unos ingresos de 22.374 millones de dólares (29,34 billones de wones) y unos beneficios operativos de 1.997 millones de dólares (2,62 billones de wones).

La compañía ha apuntado que la demanda de dispositivos móviles ha caído con respecto al trimestre pasado debido a «los problemas geopolíticos y la preocupación por la inflación». Esto, sumado al aumento en el coste de los componentes y del transporte, ha provocado que la rentabilidad de esta división haya disminuido con respecto al anterior trimestre del año.

Aun así, Samsung ha querido destacar a los inversores que las interrupciones que se han sufrido en la cadena de suministro de un tiempo a esta parte ya se encuentran resueltas «en mayor medida». De ese modo, el crecimiento interanual de ingresos en esta división se ha debido principalmente a dispositivos como los de la serie Galaxy S22.

Fuente: Business Insider