Rusia anunció este jueves que había aumentado considerablemente el número de funcionarios, legisladores, figuras públicas y periodistas de la Unión Europea excluidos de Rusia por presuntamente ser responsables de las sanciones y avivar los sentimientos antirrusos.

“Las restricciones se aplican a los principales líderes de la Unión Europea, incluidos varios comisionados europeos y jefes de estructuras militares de la UE, así como a la gran mayoría de los miembros del Parlamento Europeo que promueven políticas antirrusas”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

La UE, Estados Unidos y muchos otros países occidentales impusieron amplias sanciones económicas y políticas a Rusia, algunos medios rusos y rusos prominentes o ricos en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Moscú el 24 de febrero.

Moscú dijo que su lista negra también incluía representantes de algunos estados miembros de la UE, así como figuras públicas y periodistas que, según dijo, eran «personalmente responsables de promover sanciones ilegales contra Rusia, incitar sentimientos rusofóbicos y la violación de los derechos y libertades de la población rusoparlante».

Fuente: Reuters