Rusia advirtió a Occidente este jueves que los ataques cibernéticos contra su infraestructura corren el riesgo de conducir a una confrontación militar directa, y que los intentos de desafiar a Moscú en la esfera cibernética se enfrentarán con contramedidas específicas.

La advertencia se produce después de que el sitio web del Ministerio de Vivienda de Rusia pareciera haber sido pirateado durante el fin de semana, con una búsqueda en Internet del sitio que condujo a un letrero de «Gloria a Ucrania» en ucraniano.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que la infraestructura crítica y las instituciones estatales de Rusia estaban siendo atacadas por ataques cibernéticos y señaló a figuras en los Estados Unidos y Ucrania como responsables.

«Tenga la seguridad de que Rusia no dejará sin respuesta acciones agresivas», indicó. «Todos nuestros pasos serán medidos, dirigidos, de acuerdo con nuestra legislación y el derecho internacional».

La declaración, emitida por el jefe de seguridad de la información internacional del ministerio, dijo que Washington estaba «bajando deliberadamente el umbral para el uso de combate» de TI.

«La militarización del espacio de la información por parte de Occidente y los intentos de convertirlo en un escenario de confrontación interestatal han aumentado en gran medida la amenaza de un enfrentamiento militar directo con consecuencias impredecibles», agregó.

Los sitios web de muchas empresas estatales y organizaciones de noticias han sufrido intentos de piratería esporádicos desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero, a menudo para mostrar información que está en desacuerdo con la línea oficial de Moscú sobre el conflicto.

Moscú dice que está llevando a cabo una «operación militar especial» en el país vecino para desarmarlo y protegerlo de los fascistas. Ucrania y los países occidentales descartan las afirmaciones de Rusia como pretexto para una invasión ilegal.

El presidente Vladimir Putin dijo en mayo que la cantidad de ataques cibernéticos contra Rusia por parte de «estructuras estatales» extranjeras se había multiplicado varias veces y pidió al país que reforzara su seguridad informática.

Fuente: Reuters