Google de Alphabet  fue multado el lunes con 21.800 millones de rublos (387 millones de dólares) por un tribunal ruso por no eliminar repetidamente contenido que Moscú considera ilegal, informó la agencia de noticias Interfax.

Rusia se ha opuesto durante mucho tiempo a la distribución de contenido por parte de plataformas tecnológicas extranjeras que infringen sus restricciones, pero lo que había sido una disputa latente se ha convertido en una batalla total desde que Moscú reunió a sus fuerzas armadas antes de enviarlas a Ucrania en febrero.

A fines del año pasado, Google fue multado con 7.200 millones de rublos por no eliminar o bloquear contenido.

La cuenta bancaria de su unidad rusa ha sido incautada, lo que llevó a la subsidiaria a declararse en bancarrota e imposibilitó pagar al personal y a los proveedores.

Google, que puede apelar el fallo, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico.

El regulador de comunicaciones Roskomnadzor dijo en junio que la plataforma de videos de Alphabet, YouTube, estaba difundiendo deliberadamente información falsa sobre el conflicto en Ucrania y había permitido contenido que promocionaba puntos de vista extremistas y llamados a los niños a participar en protestas no autorizadas.

«El sitio de alojamiento de videos YouTube promueve deliberadamente la difusión de información engañosa sobre el progreso de la operación militar especial en Ucrania, desacreditando a las fuerzas armadas de la Federación Rusa», dijo Roskomnadzor.

Rusia dice que está realizando una «operación militar especial» en Ucrania para desactivar una amenaza a su seguridad y proteger a los hablantes de ruso de la persecución.

Ucrania y sus aliados occidentales descartan tales acusaciones como pretextos infundados para una apropiación ilegal de tierras.

Con Reuters