Este miércoles el Ministerio de Economía de Rusia, dijo que planea subsidiar la compra de vehículos eléctricos de fabricación nacional con el objetivo de estimular la demanda y la producción.

 Esta decisión se debe a que el uso de vehículos eléctricos en ese país se ha quedado muy detrás de Europa y ni siquiera se están fabricando. De un total aproximado de 45 millones de autos conducidos en Rusia el año pasado, solo 11 mil eran eléctricos y la mayoria de ellos usados.

Este subsidio tiene además el fin de que los vehículos sean más accesibles según lo aseguró el jefe del departamento de economía de Rusia Maxim Kolesnikov, y a través del mismo, el gobierno tiene planes de cubrir el 25% del precio de compra  de cualquier auto eléctrico  de fabricación rusa.

Rusia prevee una producción anual de vehiculos eléctricos de 220 mil unidades para el 2030.

Con Reuters