El gobierno ruso anunció haber desarrollado con éxito lo que sería la primera vacuna anti coronavirus.

Expertos aseguran que el prototipo podría tratarse de un tratamiento inmunizador sin efectividad comprobada, aplicado desde hace meses sobre el personal en alto riesgo de contagio, que apenas aprobó la segunda fase de prueba.