La cinta de The Batman ya está de nuevo en filmación y Robert Pattinson admite que disfruta la presión que implica saber que puede arruinar algo que resulta tan esperado por todos refiriéndose a la película.