El fabricante de vehículos eléctricos Rivian debutó en Wall Street este miércoles con una subida del 37 % sobre su precio fijado en la que se considera la mayor salida a bolsa del año en Estados Unidos.

Rivian empezó a cotizar entre gran expectación a las 13.00 hora local (18.00 GMT) en el índice compuesto Nasdaq bajo la etiqueta RIVN con un precio de 106,75 dólares, un 37 % más respecto a los 78 dólares fijados en la noche del martes.

Rivian está apoyada por gigantes como Amazon y Ford, debutaba en el parqué con una oferta de 11.900 millones de dólares, la de mayor tamaño en EE.UU. en 2021, y se hacía así con una capitalización en torno a 91.000 millones.

Con ese valor de mercado, pese a estar iniciando su andadura, esta fabricante de vehículos eléctricos supera ya en bolsa a líderes del sector de la automoción como Ford (77.000 millones) o General Motors (87.000 millones).

Según su presentación a la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU., Rivian ha perdido unos 2.000 millones de dólares desde el inicio de 2020 hasta junio de este año, y en el tercer trimestre espera unos ingresos menores a 1 millón.

La empresa ha diseñado una furgoneta eléctrica (EDV, por su sigla en inglés) en colaboración con Amazon, su primer socio comercial, que le ha encargado una flota de 100.000 unidades para 2030.

Rivian, creada en 2009 y radicada en Irvine (California), con una fábrica en Normal (Illinois), empezó a entregar este pasado septiembre su primer modelo de vehículo eléctrico, el R1T, una camioneta tipo ‘pickup’.

Antes de final de año planea empezar las entregas de su todoterreno (SUV) modelo R1S y la furgoneta de entregas de Amazon, que posee cerca del 20 % del capital de la empresa. EFE