Durante una reciente entrevista en el Museo Histórico de Ordenadores (California, EE.UU.), el inventor del iPod y el iPhone, Tony Fadell, reveló que Steve Jobs quería que el ‌iPhone‌ original fuera un dispositivo perfecto que no incluyera una ranura para tarjeta SIM.

Según Fadell, quien es también el fundador y ex director ejecutivo de Nest Labs y ejerce actualmente como director de la firma global de inversión y asesoría Future Shape, Jobs aparentemente estaba interesado en usar la tecnología de Acceso múltiple por división de código (CDM, por sus siglas en inglés) para conectar iPhones directamente a la red del operador sin necesidad de tarjetas SIM físicas.

No obstante, en aquel momento la disponibilidad de esa tecnología era muy limitada, por lo que Fadell tuvo que mostrarle a Jobs los datos del mercado para convencerlo de que la adopción del CDMA no era una opción viable para el ‌iPhone‌.

A fines del año pasado, comenzaron a aparecer rumores de que los modelos del ‌iPhone‌ 15 Pro podrían prescindir de la ranura para tarjeta SIM física, al menos en algunos países y regiones.

De hecho, según un documento aparentemente legítimo de un informador anónimo obtenido por MacRumors, Apple habría aconsejado a los principales operadores de EE.UU. que se prepararan para el lanzamiento de teléfonos inteligentes solo con eSIM (formato digital) a partir de septiembre de 2022.

Teniendo en cuenta esta fecha, incluso es posible que Apple elimine la ranura de la tarjeta SIM en algunos modelos de iPhone 14, en lugar del ‌iPhone‌ 15 como se rumoraba originalmente.

Aun así, los iPhones deberán seguir ofreciendo una ranura SIM en los países donde el formato digital no está disponible, mientras que en aquellos que sí lo esté puede ser opcional, ya que los consumidores podrían elegir una versión con o sin ranura SIM. Hasta ahora, ya hay más de 60 países que admiten eSIM.

 

Fuente: RT