A casi un mes y medio de su lanzamiento, Resident Evil recibe la noticia de una cancelación y no tendrá segunda temporada en Netflix. La serie inspirada en la franquicia de videojuegos se centró en Jade Wesker y una peligrosa travesía en la que debe permanecer con vida, mientras vaga por los recuerdos de su niñez y adolescencia. Ella culpa a su padre, Albert Wesker, de lo que sucedió con su hermana, Billie, en la nueva Ciudad Racoon.

Año 2036. Catorce años después de que la propagación de Alegría causara tanto dolor, Jade Wesker lucha por sobrevivir en un mundo plagado de criaturas sedientas de sangre. En este estremecedor escenario, Jade vive atormentada por su pasado en la nueva Ciudad Raccoon, por las conexiones de su padre con la siniestra Corporación Umbrella y, sobre todo, por lo que le pasó a su hermana Billie”, advertía la sinopsis oficial.

La ficción no logró convencer a los aficionados de los videojuegos de Capcom, y le llovieron críticas por no tener ningún tipo de fidelidad hacia el material original. A pesar de ello, el drama apocalíptico se posicionó entre los títulos más vistos de la plataforma streaming durante sus dos primeras semanas de lanzamiento. En agosto, salió del Top 10 y fue notablemente superada por otros estrenos más recientes.

 

Fuente: Infobae