Las criptomonedas son la solución para abordar la exclusión financiera en la República Centroafricana, aseguró el domingo su presidente, Faustin-Archange Touadera, citando el costo de abrir cuentas bancarias.

«La alternativa al efectivo es la criptomoneda», dijo Touadera en un evento de lanzamiento de la criptoiniciativa Sango organizada por el país, luego de que se convirtiera en el primer estado africano en hacer que Bitcoin fuera de curso legal en abril. “Para nosotros, la economía formal ya no es una opción”.

La decisión de adoptar las criptomonedas en un país donde el uso de Internet es bajo y la electricidad poco confiable ha llamado la atención de los expertos en criptografía, desconcertado a los legisladores y residentes, y suscitado palabras de advertencia por parte del Fondo Monetario Internacional.

El proyecto Sango, que incluye una «Moneda Sango», fue respaldado por la Asamblea Nacional de la República Centroafricana y encabezado por Touadera, quien dijo que el token brindaría acceso a la «montaña» de recursos naturales del país, incluidos el oro y los diamantes.

El sitio web de «Sango» dice que «facilitará la tokenización de los recursos de la República Centroafricana para inversores de todo el mundo».

«Sango Coin será la moneda de la nueva generación de la República Centroafricana», indicó Touadera, sin dar detalles.

El entusiasmo de la República Centroafricana por las criptomonedas no parece haberse visto afectado por las pérdidas recientes en sus valores, con el precio de bitcoin cayendo más del 58 % en los últimos tres meses, según datos de Refinitiv.

Fuente: Reuters