Luego de las sanciones estadounidenses contra la empresa china Huawei, se especuló que Beijing tomaría represalias contra la tecnológica Apple. Al parecer China no estaría dispuesto a responder de esa manera.

“Eso no sucederá en primer lugar y, en segundo lugar, si eso sucede, seré el primero en protestar”, expresó el fundador y presidente de Huawei, Ren Zhengfei a Bloomberg.

Admitió que las restricciones de exportación de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reducirán la ventaja de dos años construida por Huawei sobre sus competidores, pero agregó que la compañía aumentará su suministro de chips o encontrará alternativas para mantenerse a la vanguardia en teléfonos inteligentes y 5G.

Ren sostuvo que la compañía tenía la capacidad de diseñar sus propias soluciones, con el tiempo y ha estado diseñando sus propios chips durante años, que ahora usa en muchos de sus propios teléfonos inteligentes. Incluso está desarrollando su propio software operativo para ejecutar teléfonos y servidores.

Al ser preguntado sobre la rapidez con que Huawei puede incrementar esos esfuerzos de reemplazo interno, el CEO de Huawei desvió la respuesta.

Lo que sí aseguró fue que Estados Unidos nunca le han comprado sus productos, y en caso de suceder “es posible que no les venda. No hay necesidad de una negociación”.