La firma israelí de spyware NSO Group dijo este domingo que su presidente ejecutivo, Shalev Hulio, dejará el cargo con efecto inmediato y designará al director de operaciones, Yaron Shohat, para supervisar una reorganización de la compañía antes de que se nombre un sucesor.

Una fuente de la empresa confirmó que alrededor de 100 empleados serán despedidos como parte de la reorganización de la empresa, y que Shohat dirigirá la empresa hasta que el directorio nombre un nuevo director ejecutivo.

La empresa de vigilancia, que fabrica el software Pegasus, ha estado enfrentando acciones legales luego de acusaciones de que los gobiernos y otras agencias hicieron un uso indebido de sus herramientas para piratear teléfonos móviles.

NSO ha dicho que su tecnología está destinada a ayudar a atrapar terroristas, pedófilos y criminales empedernidos y se vende a clientes gubernamentales «examinados y legítimos«, aunque mantiene la confidencialidad de su lista de clientes.

«Los productos de la compañía siguen teniendo una gran demanda entre los gobiernos y las fuerzas del orden debido a su tecnología de vanguardia y su capacidad comprobada para ayudar a estos clientes a combatir el crimen y el terror«, dijo Shohat en un comunicado.

«NSO se asegurará de que las tecnologías innovadoras de la compañía se utilicen para fines legítimos y dignos«, agregó.

Fuente: Reuters