La adquisición de la fábrica de microchips más grande de Gran Bretaña, Newport Wafer Fab, por parte de la empresa de tecnología de propiedad china Nexperia ha sido convocada para una evaluación de seguridad nacional completa, informó este miércoles el secretario de Negocios, Kwasi Kwarteng.

«Damos la bienvenida a la inversión extranjera, pero no debe amenazar la seguridad nacional de Gran Bretaña», dijo Kwarteng en Twitter.

El primer ministro Boris Johnson indicó el año pasado que no quería alejar la inversión china de Gran Bretaña debido al «espíritu anti-China», cuando se le preguntó si la venta del productor de semiconductores seguiría adelante.

El gobierno, que tiene el poder de intervenir, incluso retrospectivamente, en adquisiciones por motivos de seguridad nacional, tiene 30 días hábiles para realizar su evaluación.

Fuente: Reuters