Los reguladores globales dijeron este martes que completarán el trabajo para fin de año sobre cuánto capital deben tener los bancos para cubrir los criptoactivos en sus libros.

En junio pasado, el comité propuso que los bancos reservaran suficiente capital para cubrir las pérdidas en cualquier tenencia de bitcoins en su totalidad.

Ciertos activos tradicionales tokenizados y monedas estables podrían, sin embargo, estar sujetos a las normas de capital existentes y ser tratados como bonos, préstamos, depósitos o materias primas.

A principios de este mes, TerraUSD, una moneda estable vinculada al dólar estadounidense, colapsó.

«Los desarrollos recientes han resaltado aún más la importancia de tener un marco prudencial mínimo global para mitigar los riesgos de los criptoactivos», dijo el Comité de Basilea en un comunicado.

«Sobre la base de los comentarios recibidos por las partes interesadas externas, el Comité planea publicar otro documento de consulta durante el próximo mes, con miras a finalizar el tratamiento prudencial a fines de este año», agregó.

Los países que son miembros de Basilea se comprometen a aplicar los principios acordados en sus propias normas nacionales.

El comité también dijo que acordó un conjunto finalizado de principios para supervisar los riesgos financieros relacionados con el clima en los bancos.

«Los principios, que se publicarán en las próximas semanas, buscan promover un enfoque basado en principios para mejorar la gestión de riesgos y las prácticas de supervisión para mitigar los riesgos financieros relacionados con el clima», dijo Basel.

El comité también acordó que la zona del euro es una jurisdicción nacional cuando se trata de calcular un colchón de capital adicional para los grandes bancos sistémicos a nivel mundial que tienen su sede allí.

Tratar sus exposiciones dentro de la zona del euro como nacionales, lo que atrae cargos de capital más bajos que las exposiciones no nacionales, debería reducir el tamaño de los requisitos de colchón de capital adicional para algunos prestamistas de la zona del euro.

El Banco Central Europeo, que regula a los grandes prestamistas de la zona euro, dijo que era un paso hacia un sector bancario más integrado en Europa y la creación de un mercado verdaderamente nacional.

Fitch Ratings indicó en diciembre pasado que el cambio podría hacer que algunos bancos como BNP Paribas abandonaran por completo el requisito de colchón adicional global.

Fuente: Reuters