Facebook ya tiene su primera investigación antimonopolio por parte de los reguladores europeos.

La Comisión Europea ha dicho que investigará si la compañía estadounidense realiza malas prácticas con los datos recopilados por los anunciantes para competir contra ellos en los anuncios clasificados. También verificará si la empresa vincula indebidamente su espacio de venta Marketplace a la red social.

“Facebook recopila grandes cantidades de datos sobre las actividades de los usuarios de su red social y más allá”, declaró Margrethe Vestager, jefa de competencia de la UE.

Los reguladores de la UE “analizarán en detalle si estos datos le dan a Facebook una ventaja competitiva indebida, en particular en el sector de anuncios clasificados en línea, donde la gente compra y vende productos todos los días”, agregó.

Un logotipo de Facebook impreso en 3D colocado en un teclado. (Foto REUTERS)

Otro organismo que decidió abrir una investigación fue el regulador del Reino Unido. Indicó ya estaban en curso las averiguaciones contra los servicios Marketplace y Dating (citas digitales) de Facebook. La Autoridad de Competencia y Mercados manifestó que pretende investigar si Facebook abusó de su posición dominante al recopilar datos en estos servicios, incluida la opción de inicio de sesión único.

Una apertura formal significa que los reguladores pueden empezar a construir evidencia sólida de violaciones antimonopolio, un proceso que puede conducir a una hoja de cargos o una declaración de objeciones, y en el mayor de los casos puede terminar en multas millonarias o una orden para cambiar la modalidad en que opera una empresa.

No es la primera vez que Facebook es castigado por Europa. En 2017, la UE multó al gigante tecnológico por no brindar información verdadera sobre la compra de WhatsApp. Ese hecho le costó a la firma de Menlo Park (San Francisco, EEUU) 110 millones de euros.