El regulador polaco UOKiK inició procedimientos contra PayPal por posibles disposiciones contractuales prohibidas, informó este miércoles, y agregó que la posible multa podría ascender al 10 % de los ingresos de la compañía.

El regulador dijo que tiene dudas sobre el derecho de la empresa de pagos a imponer sanciones contractuales, como bloquear el acceso a las cuentas, sanciones financieras o rescindir contratos, entre otras.

UOKiK dijo que las actividades prohibidas que podrían generar sanciones se describieron de manera poco clara y es posible que los usuarios no comprendan exactamente qué no estaba permitido y qué medidas podría tomar la empresa en tales casos.

«Los acuerdos, y especialmente aquellas partes de ellos que definen las consecuencias negativas de las actividades prohibidas, deben redactarse en un lenguaje simple y comprensible, pero al mismo tiempo preciso y basado en criterios claramente definidos», dijo el jefe de UOKiK, Tomasz Chrostny.

PayPal no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico.

Fuente: Reuters