El regulador de control de Francia multó este lunes a la multinacional estadounidense Google con $ 268 millones por abusar de su poder de mercado en la industria de la publicidad online.

La Autoridad de Competencia señaló que el fabricante tecnológico dio un trato preferencial a sus propios servicios, discriminando a la competencia. Google acordó pagar la sanción y acabar con algunas de sus prácticas de autopreferencia, según el organismo.

La investigación encontró procesos mediante los cuales el gigante estadounidense se favoreció frente a sus competidores en servidores de publicidad y en las plataformas de oferta, herramientas utilizadas por los editores para administrar, vender y optimizar el espacio publicitario en sus páginas web y aplicaciones móviles.

“Estas prácticas tan serias han penalizado a la competencia en el mercado emergente de la publicidad online y han permitido a Google, no sólo preservar, sino también incrementar su posición dominante”, manifestó la presidenta de la Autoridad de Competencia de Francia, Isabelle de Silva.