La plataforma de ‘software’ Google Play ha anunciado un cambio en su modelo de negocio que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022 y con el que reducirá la cuota que cobraba a los desarrolladores, que pasará del 30 al 15% en todos los casos.

En la actualidad, solo los desarrolladores de aplicaciones de pago -que según la plataforma son apenas el 3% el total- tienen que pagar una comisión del 30 % por sus ganancias en Google Play. En marzo de este año, la comisión pasó a reducirse al 15 % después de 12 meses de suscripción recurrente.

La compañía ha explicado que a los desarrolladores con modelos de suscripción les resulta difícil beneficiarse de la rebaja anterior debido a la deserción de los clientes, por lo que ha decidido hacerla generalizada desde el primer día.

Con Portaltic