Las redes sociales jugaron un papel clave en las elecciones brasileñas donde este domingo fue proclamado Jair Bolsonaro (2019-2022) con un 55,13% de los votos.

Este domingo por la noche, luego de conocerse el resultado, el nuevo jefe de Estado ofreció su primer discurso vía Facebook Live desde su residencia en Río de Janeiro y no desde un sitio público o desde la sede de su partido. La transmisión duró cerca de ocho minutos y fue vista por al menos 330 mil personas.

En el vídeo apareció Bolsonaro acompañado de su esposa, Michelle Bolsonaro y una intérprete de lengua de señas.

“Tenemos que acostumbrarnos a vivir con la verdad: no existe otro camino. El pueblo lo ha entendido perfectamente. Todos sabíamos para dónde Brasil estaba yendo. Lo que más quiero es seguir los lineamientos de Dios. Tenemos todo para ser una gran nación. Tenemos condiciones de gobernabilidad; todos los compromisos serán cumplidos”, dijo el gobernante de 63 años en su discurso.

Tambien se comprometió a “buscar pacificar al país” y pidió “acabar con eso de ellos contra nosotros y nosotros contra ellos. Vamos a unirnos todos en un solo Brasil”, expresó.

Una hora después de la emisión “en vivo”, esta alcanzó las dos millones de reproducciones y generó mas de 407 mil comentarios.

A Bolsonaro le siguen en Facebook ocho millones 215 mil personasen Instagram cinco millones 954 mil, mientras que en Twitter dos millones 31 mil. Un poco más de 16 millones 200 mil seguidores en estas tres principales redes sociales.

Gracias a estas plataformas tecnológicas el político brasileño se dirigió a sus votantes sin la necesidad de recurrir a intermediarios.

Utiliza diversos canales, con discursos orientados a múltiples audiencias, explicó el director de Internet Lab, Francisco Carvalho de Brito, director de Internet Lab.

“Bolsonaro usa Facebook para difundir su agenda, para hablar a sus bases, que no confían en los grandes medios. Cuando quiere moderar su discurso, acepta dar entrevistas en televisión para enviar señales a los mercados, a las instituciones. Recurre a Twitter para responder rápido a los temas (polémicos) y usa los grupos de Whatsapp como clubs de fans en los que se puede ser parte de su red”, dijo el jefe de la consultoría de derecho y tecnología a El País.

Facebook ha jugado un rol importante en la política. En Estados Unidos Donald Trump le sacó provecho y terminó siendo electo en 2016 pese a que esta plataforma estuvo en el punto de mira por su influencia en el resultado electoral de esa nación.

Mientras tanto en la India, el primer ministro Narendra Modi, lanzó una ofensiva de comunicación con su presencia en concentraciones, discursos televisados y por Twitter y Facebook para convencer a los residentes del país de los logros de su Gobierno en su primer año de mandato.

En resumen, las redes sociales son un arma poderosa a la hora vender, convencer, estereotipatizar y elegir gobernantes.