Hoy cumpliría 73 años, Roger Keith Barrett, conocido como Syd Barrett, el líder como cantante, guitarrista y compositor de la banda inglesa Pink Floyd, en su primer y exitoso álbum The Piper at the Gates of Dawn, el cual muestra innegable influencia de una de sus bandas favoritas, The Beatles.

Desde muy niño manifestó su inclinación por el arte, específicamente, por la pintura y la música; de hecho a los 15 años, tuvo su primera guitarra eléctrica, fabricó su propio amplificador e inició su primera experiencia musical tocando en un grupo: Geoff Mott and the Mottoes. A los 16 murió su padre, hecho que lo marcó para siempre.

Poco después de sus 20 años la emblemática banda británica Pink Floyd, la cual dejó apenas tres años después, e intentó una breve carrera en solitario, en la que solo logró el éxito en dos álbumes, tras los cuales se retiró, recluyéndose desde entonces en la casa de su madre. Pink Floyd sobrevivió a su pérdida, pero la enfermedad mental de Barrett, indudablemente fue la inspiración de las letras de sus nuevos líderes, Roger Waters, y su sustituto en la guitarra de Pink Floyd, Gilmour, alcanzando bajo su batuta sus mayores éxitos, como Dark Side of the Moon, Wish You Were Here, Animals y The Wall.

Syd Barrett es considerado una figura fundamental para el desarrollo del rock de los años 1970, siendo influencia para artistas de la talla de David Bowie y Marc Bolan.

Barrett murió a los 60 años, el 7 de julio de 2006 por complicaciones derivadas de la diabetes, además de sus adicciones y sus problemas mentales que lo llevaron a pasar la mitad de su vida recluido.