Apple, Google, fabricantes de teléfono y compañías de redes sociales han sido llamados reiteradamente a hacer su parte para abordar el creciente problema del uso excesivo de teléfonos inteligentes e internet.

Si bien Apple y Google han señalado que están dispuestos a asumir la responsabilidad de enfrentar el problema, los consumidores piensan que deben cambiar sus hábitos posiblemente no saludables.

Según una encuesta realizada por Morning Consult, el 74 por ciento de los adultos estadounidenses cree que los consumidores son responsables de resolver el problema de adicción a los teléfonos inteligentes, mientras que solo el 9 por ciento cree que las compañías tecnológicas son las culpables.

Fuente: Statista