Según Canalys, las cuatro principales marcas de teléfonos móviles vendidas en China en el primer trimestre de 2018, fueron Huawei, OPPO, Vivo y Xiaomi. Entre los cuatro acaparan el 73% del mercado móvil, formando una “estructura en forma de T” en el mercado chino de Smartphone.

Las marcas de segundo nivel como Jinli, Lenovo, Meizu, ZTE y Coolpad se han quedado atrás, y su situación se está volviendo cada vez más difícil.

A medida que el mercado chino comenzó a saturarse, los fabricantes optaron por aprovechar la experiencia competitiva que adquirieron en su mercado nacional y se lanzaron al extranjero. El prometedor dividendo demográfico y la débil competencia en el mercado en India y el sudeste asiático, abrieron un nuevo campo de batalla para los vendedores de Smartphone chinos.

Fuente: Statista