Heberto Alvarado Vallejo

Desde que el mercado de Smartphone se segmentó se generó una profunda discusión sobre el llamado Segmento Medio, aquel que tiene equipos de 150 dólares hasta los 600 dólares. La diferencias de precios enormes que hay entre equipos de la misma categoría obligó a la industria a hacer una segmentación mucho más específica.

Así, el segmento medio se subdivide, en un segmento Medio de Entrada, con equipos en el rango de los 150 a 250 dólares; un Segmento Medio-Medio, donde están los móviles de más de 250 dólares y menos de 500. El último segmento Medio, es el Medio-Alto, aquél donde están buena parte de los Smartphone más exitosos en Asia y Europa y que ronda los 500 a 600 dólares.

Lo que esté por debajo del segmento son equipos de entrada, llamados en inglés feature phone. Lo que esté por arriba es Alta Gama, donde están los equipos más caros y donde Apple con su iPhone es un líder indiscutible.

¿Dónde está Latinoamérica? Nuestra región, lejos de lo que nuestras expectativas consideren, está lejos de entrar en los estándares más alto del amplio universo de Smartphone. La región, es netamente una zona de Smartphone de Segmento Medio de Entrada y lejos aún de estar emigrando a una zona de mayor precio valor de los equipos utilizados por la mayoría de los consumidores.

Según datos provistos por Counterpoint y que muy gentilmente nos compartió su analista principal Tina Liu, América Latina dista de ser la región donde se exhiban los Smartphone más promocionados por la prensa especializada del mundo, incluyendo la nuestra.

El precio promedio de los equipos que compramos en Latinoamérica ronda los 187 dólares y esto porque hubo un crecimiento del 8% en el valor de las compras. En términos de crecimiento, la región compró un 2% más equipos en este 2018 de los comprados en 2017.
Es decir, compramos un poco más y equipos un poco más caros, o menos baratos.

¿Quién capitaliza o se arriesga?

Está claro que América Latina no es el mercado idóneo para impulsar ventas de equipos costosos. El parque de los Smartphone es meramente referencial. Eso sí, sirve para impulsar la marca, demostrar el nivel tecnológico de la compañía y abre las puertas para que los productos menos costosos, sacien las necesidades del mercado.

La marca que ha capitalizado mejor al mercado es Samsung. Los surcoreanos llevan años trabajando en la región. Tomaron la batuta que dejaron gigantes de antaño como Motorola (la de los 90 y principios del siglo XXI) y Nokia (la finlandesa).

Los surcoreanos han sido constantes y lograron, paso a paso, consolidar su marca, que lleva más de 20 años en la región.

El consumidor ha sabido pagar tal constancia. Hoy día Samsung, se posiciona con el 36% del mercado Latinoamericano, una ventaja enorme, pero que cayó 4 puntos porcentuales en 2018.

El éxito de Samsung está en la oferta. Pocas marcas pueden ofrecer en la región tal cantidad de equipos. Pocos rivales de peso que estén también dispuestos a apostar por una región menos atractiva en lo económico que otras del planeta.

Luego de Samsung, quienes luchan codo a codo son marcas chinas. Huawei y la actual Motorola, la de Lenovo, ocupan el segundo y tercer puesto. Destaca el crecimientode Huawei, que consolidó un crecimiento del 43% en la región. Realmente impresionante.

Motorola es una marca de gran valor por los latinoamericanos. Sin embargo, la compañía cayó en el riesgo juego de ser exitosa con un equipo “Bueno, Bonito, y Barato”, como aquellos incluidos en la serie C. El éxito de estos equipos, ayudó a la marca a consolidarse en el tercer lugar en ventas, pero en detrimento del precio promedio de venta, que bajó 33%.

¿Hay espacio para los iPhone?

Las características del mercado, hacen difícil, que gigantes como Apple, hagan esfuerzos de marca para consolidar sus ventas en la región.

La presencia de Apple es bastante pequeña. Sólo un 4% del mercado tiene estos Smartphone.

Apple que no tiene equipos de segmentos medios, se ha consolidado en la región por ventas del iPhone6 un móvil que ya lleva dos años de antigüedad, que si bien sigue estando vigente, está lejos del precio del iPhoneX un Smartphone lanzado a finales del año pasado en la región y que estuvo en manos de muy pocos consumidores.

¿Hay espacio más gente?

América Latina es un mercado atractivo, sobre todo para aquellas marcas que tienen una oferta amplia y que apuestan a la fabricación de equipos con buenas prestaciones, y bajos precios. Sólo las marcas chinas tienen cabida en la región.

Poco espacio para las marcas locales, que sólo podrían tener algo de presencia a través de proteccionismo, y altos impuestos de importación.

Dentro de las oportunidades de crecimiento detectamos en HormigaTV oportunidad para Xiaomi y Oppo, marcas que lideran las ventas en China y que también cuentan con una oferta robusta de equipos que el mercado sabrá apreciar.

El reto, es apostar a la marca, hacer crecer su presencia en la región, permitirá que el consumidor latinoamericano confíe en su oferta. De las dos marcas con posibilidades de tener un espacio en la región, Xiaomi es la única que está haciendo la labor.

Recientemente abrieron una tienda en Bogotá y seguramente seguirán creciendo en su presencia. En Venezuela, antiguo líder regional, y donde impera el mercado Gris, Xiaomi sigue ganando espacio entre los consumidores.

Samsung, que es la única empresa con presencia de marca en el país, la única que le ofrece a los consumidores garantías post venta, es el líder en el país y por lo visto, lo será por mucho tiempo más.