Qualcomm, mayor proveedor de chips para teléfonos móviles del mundo y el líder en tecnología 5G, pronosticó este miércoles sus ingresos para el cuarto trimestre fiscal superiores a las expectativas de Wall Street gracias a las ventas de teléfonos 5G, incluidos los iPhones de Apple y una creciente cartera de otros chips.

Las acciones subieron un 2,1% en el mercado secundario después de los resultados, lo que podría aliviar algunas preocupaciones entre los inversores sobre el impacto de una escasez global de chips en el mercado de teléfonos inteligentes, incluido el iPhone.

La compañía también se está beneficiando de la salida del mercado global de teléfonos inteligentes de Huawei Technologies Co Ltd de China. Los modelos insignia de Huawei no usaban chips de Qualcomm, pero sus rivales, que ahora están ganando participación de mercado, en su mayoría sí lo hacen.

En un comunicado, el presidente ejecutivo de Qualcomm, Cristiano Amon, dijo que se esperaba que las ventas de esos chips no móviles alcanzaran los $ 10 mil millones este año.

El menú ampliado de ofertas ayudó a impulsar el pronóstico de ingresos por chips de Qualcomm, que tuvo un punto medio de $ 7,25 mil millones para el cuarto trimestre fiscal actual, en comparación con las estimaciones de los analistas de $ 6,83 mil millones, según datos de Refinitiv.