A pesar de haber un futuro lucrativo en Android, donde la tecnología 5G incrementará los servicios Premium, el gigante californiano quiere ver sus dragones en los carros eléctricos

El impulso que el nuevo director ejecutivo de Qualcomm quiere darle a la compañía para su diversificación generó aplausos entre los inversores que se evidenciaron en un impulso rotundo del valor comercial de la compañía.

En los próximos años Qualcomm quiere liderar varios mercados que requeririrán sus micro procesadores. Uno de ellos, el de automóviles y otro el de dispositivos conectados

Cristiano Amon viene con objetivos ambiciosos que están impulsando el sentimiento de los inversores hacia la empresa más conocida por proporcionar chips para teléfonos móviles.

Las acciones de Qualcomm subieron a un cierre récord el martes después de que Amon dijera que el negocio automotriz, de aproximadamente $ 1 mil millones de la compañía, alcanzaría los $ 10 mil millones en 10 años y que sus ventas vinculadas a dispositivos conectados, el llamado Internet de las cosas, podrían avanzar más de 75% hacia 2024 hasta alcanzar los $ 9 mil millones.

“Nos conocen muy bien desde el móvil”, dijo Amon en el primer día de inversión de la compañía bajo su supervisión. “Pero ya no estamos definidos por un único mercado final y una única relación con el cliente”.

Amon pintó una visión en la que la diversificación de Qualcomm le permitirá luchar por una participación de un mercado mundial de 700.000 millones de dólares durante la próxima década, un aumento siete veces mayor que en la actualidad.

Las acciones de la compañía de San Diego avanzaron un 7,9% el martes para cerrar en 181,81 dólares, elevando la valoración de la empresa por encima de los 200.000 millones de dólares.

Qualcomm ha estado trabajando durante años para expandirse más allá del negocio de la telefonía celular, dijo Christopher Rolland, analista senior de semiconductores en la firma comercial Susquehanna International Group, y agregó que la compañía ahora ha alcanzado un punto de inflexión.

Sobre la posibilidad que la tecnología QUALCOMM vuelva a Apple, Amon aclaró que si bien nunca dejarán de querer trabajar con Apple, las proyecciones actuales indican que tal hecho no será posible.

Dijo a los inversores que el negocio de los teléfonos móviles, independientemente del declive de su trabajo con el iPhone, tiene una perspectiva saludable, y que los teléfonos Android ofrecen un fuerte potencial de crecimiento.

“Existe una oportunidad para que Android avance y se convierta en más premium”, dijo. Los envíos totales de teléfonos inteligentes 5G el próximo año alcanzarán alrededor de 750 millones de unidades de los 525 millones esperados para este año, proyecta la compañía.

Pero el foco parece estar en el negocio automotriz. Qualcomm está invirtiendo fuertemente para expandir su alcance en el mercado, con medidas que incluyen la adquisición de aproximadamente $ 4.5 mil millones de la compañía sueca de tecnología automotriz Veoneer

Qualcomm y otros fabricantes de chips persiguen cada vez más al sector automotriz a medida que los automóviles se vuelven más automatizados y requieren más potencia de procesamiento. en medio de la continua escasez de semiconductores.

Qualcomm anunció el martes un acuerdo para proporcionar al fabricante de automóviles alemán BMW AG tecnología avanzada de asistencia al conductor. La compañía de chips, dijo Palkhiwala, ya se ha asegurado el 70% del negocio que promete alcanzar un objetivo intermedio de alrededor de $ 3,5 mil millones para el negocio automotriz en cinco años.