La batalla legal entre Qualcomm Inc y Apple Inc está lejos de acabarse. Muy lejos. Este martes se abrió un nuevo capìtulo en la queralla frontal en la que se han enfrascado ambas compañías tecnológicas, luego de que el fabricante de chips realizara una nueva acusación formal contra la empresa telefónica por supuestamente robar información comercial de carácter confidencial a fin de favorecer a Intel.

La demanda en el Condado de San Diego se da en medio de una amplia disputa legal en la que Apple ha acusado a Qualcomm de prácticas injustas de licencia de patentes y Qualcomm, el mayor fabricante de chips de telefonía móvil del mundo, a su vez ha acusado a Apple de infracción de patente.

Las acusaciones del martes se hicieron en una presentación legal planificada a la que Reuters tuvo acceso, y van más allá de la demanda original al señalar que Apple robó secretos comerciales de Qualcomm.

En el documento, se acusa al fabricante del iPhone de haber llevado a cabo una “campaña plurianual” con el objetivo de mejorar los chips de “baja calidad” de los competidores de Qualcomm, incluyendo los de Intel, con el “objetivo último” de desviar el negocio de la primera a la segunda.

“Apple usó esa tecnología robada para desviar el negocio de Qualcomm basado en Apple para Intel”, afirmó el líder mundial de semiconducores en su presentación judicial. La compañía le está pidiendo a un juez que ponga en consideración las últimas acusaciones al caso abierto en la corte estatal en California, cuya demanda se someterá a juicio en abril del próximo año.

Larga disputa

Las acusaciones de Qualcomm se suman a una queja presentada en noviembre, cuando aseguró que Apple había roto un contrato de licencia de software al compartir detalles confidenciales sobre sus chips con ingenieros de Intel.

En principio, Qualcomm proporcionaba los chips de módem para el iPhone que ayudaron al dispositivo insignia de Apple a conectarse a redes de datos inalámbricas. Sin embargo, a partir del iPhone 7 la compañía comenzó a usar chips de Intel en algunos modelos.

Qualcomm dijo el martes que, desde el inicio de su demanda en noviembre, descubrió evidencia de que los ingenieros de Apple “repetidamente” usaron su software de para ayudar a los ingenieros de Intel a “mejorar el rendimiento inferior” de sus chipsets.

El mes pasado, la casa de Cupertino alegó que Qualcomm se había negado a responder sus preguntas sobre qué información confidencial puntual había compartido incorrectamente con Intel. Apple también dijo en ese momento que le había dado a Qualcomm la oportunidad de verificar que su software había sido bien usado.

De acuerdo al reporte de Reuters, Apple se negó a hacer comentarios. Intel, que no se menciona como demandada en el reclamo de Qualcomm, tampoco hizo declaraciones inmediatas.