El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó este jueves una ley que obligará a una veintena de empresas tecnológicas extranjeras como Google, Facebook o Twitter a crear filiales u oficinas de representación en el país si no quieren recibir sanciones o bloqueos de sus servicios.

Es una ley que busca castigar con multas y otras limitaciones a los gigantes tecnológicos estadounidenses por no retirar contenido prohibido por la legislación rusa o por bloquear contenidos de medios de comunicación rusos.

La medida va dirigida contra las plataformas que posean una audiencia diaria o con una base de usuarios superior a los 500.000 en Rusia y les obliga a crear filiales, oficinas de representación o entidades jurídicas rusas en el país gobernador por Vladímir Putin.

Los interesados deberán abrirse una cuenta personal en la página web del regulador ruso de las comunicaciones, Roskomnadzor, entre otras obligaciones.

La lista preliminar de compañías que tendrán que abrir sus oficinas en Rusia incluye a 20 plataformas como:

  • Las redes sociales: Facebook, Instagram, TikTok y Twitter
  • Servicios de vídeo: YouTube y Twitch.tv
  • Aplicaciones de mensajería instantánea: WhatsApp, Telegram, Viber
  • Servicios de correo electrónicos: Gmail
  • Buscadores web: Google, Bing
  • Proveedores de hosting: Amazon, Digital Ocean, Cloudflare, GoDaddy
  • Tiendas en línea: Aliexpress, Ikea e Iherb
  • Wikipedia.

Si las grandes firmas tecnológicas hacen caso omiso a los requisitos, corren el riesgo de enfrentarse a una serie de medidas de sanciones, que entre las más graves están un bloqueo parcial o total de sus actividades en el país.